¡ENVIAMOS PEDIDOS A TODA ESPAÑA!

Tel. +34 665 818 996

pedidos@dichosxs.com

¿Miedo al sexo anal?

Existe un falso mito en las relaciones sexuales de que el sexo anal es doloroso. Un tópico que ha convertido esta parte de la penetración en una mentira que ha provocado no solamente miedo entre las parejas sino también una barrera que cuesta romper entre vosotros. Por ello es necesario que abras la mente y descubras otros placeres que pueden unirte mucho más a tu pareja.

Puede ser que pienses que practicarlo es un camino lleno de dificultades o a lo mejor si has llegado a probarlo y tu experiencia fue toda una pesadilla, es normal que no quieras ni volver a ponerlo en práctica.

A través de este artículo, queremos que seas un Dichosx del sexo anal y que tanto tú como tu pareja disfrutéis con un aspecto sexual enriquecedor para vosotros.

Quizás tengas prejuicios a la hora de llevarlo a cabo e incluso en algunos momentos se convierta en una odisea para vosotros. Recuerda, que antes de saber si algo te gusta, debes probarlo para saber lo que es acorde a tus gustos. Por ello, la confianza y la relajación entre vosotros siempre será un factor importante.

La confianza y la relajación entre vosotros siempre será un factor importante a la hora de llevar acabo el sexo anal.

Evita las barreras

Una relación de amor no solamente requiere de la fidelidad, la sinceridad o la comunicación. Es importante que dejéis de lado las barreras y os transmitáis siempre todo aquello que sintáis. Por lo tanto, las nuevas proposiciones deberéis llevarlas a cabo sin ningún tipo de tapujos.

Consejos para la iniciación del sexo anal

Máxima lubricación

En ano requiere de una buena lubricación para que el placer de la penetración sea todo un éxito. Se debe de realizar a través de lubricantes anales como los que tenemos en Dichosxs, por ejemplo, el Swiss Navy Lubricante Anal, un producto que elimina la incomodidad y con el que alcanzarás el máximo placer.

Además de lubricarte, el sexo anal requiere de un nivel importante de excitación. Esto no se consigue solamente con la lubricación, es esencial relajar la zona, tener paciencia y sobre todo dedicar tiempo a la estimulación del ano para acomodarlo a la penetración.

Es importante que dejéis de lado las barreras y os transmitáis siempre todo aquello que sintáis.

Diversión a tope pero sin dolor

El dolor no es placer. Si en los primeros compases de penetración notáis incomodidad o miedo, es importante la relajación y que haya una buena comunicación con tu pareja. Si hay dolor, es importante que paréis ya que puede provocar algún problema. Es importante que os sintáis cómodos y que no empecéis por aquellas posturas que requieren de una penetración muy profunda.

Recuerda siempre usar una postura cómoda y estar seguro de lo que se va a hacer, la vida sabe mejor cuando se disfruta llena de placer.

Si hay dolor, es importante que paréis ya que puede provocar algún problema.